La prevalencia de la variante Omicron ha traído nuevos desafíos y nuevas preguntas. Entendemos que muchos de nuestros pacientes necesitan información sobre dónde y cuándo deben hacerse la prueba de COVID-19, las directrices más recientes sobre cuarentena y aislamiento, y mucho más.

A continuación se encuentran las respuestas a algunas preguntas frecuentes sobre la COVID-19.

Pruebas y Exposiciones

Si tiene síntomas, debe hacerse la prueba. Por lo general, el mejor momento para realizar la prueba es de 2 a 3 días después de que comienzan los síntomas. Consulte el sitio web del estado de Massachusetts para conocer las opciones de prueba o visite el sitio web de su estado para obtener información. También puede usar una prueba casera (a menudo llamada prueba de antígeno). Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen más información sobre las pruebas en el hogar aquí. Las pruebas de rutina de COVID-19 para personas sin síntomas de COVID-19 no están disponibles en nuestros departamentos de emergencia, centros de atención de urgencias o consultorios de atención primaria.

Por favor, visite el sitio web de BILH o el sitio web del estado para obtener una lista de opciones de prueba o considere comprar un kit de prueba de antígeno en el hogar. Si usted tiene síntomas de COVID, su equipo de atención primaria estará listo para brindarle asesoría y atención. También podemos programar una visita de telesalud (en línea o por teléfono) o una visita en persona; y según las necesidades evaluadas durante esa visita, podemos ayudar a coordinar una prueba en el sitio más apropiado.

Los centros de atención de urgencias de BILH no ofrecen pruebas de COVID-19 para personas que no tienen síntomas de COVID-19 o para cumplir con requisitos de viajes. Por favor visite el sitio web del estado para obtener una lista de opciones de prueba, o considere comprar un kit de prueba en el hogar. Si tiene síntomas de COVID, nuestros centros de atención de urgencias estarán listos para brindarle asesoramiento y atención. Podemos organizar una visita y, según las necesidades evaluadas durante esa visita, ayudar a coordinar una prueba en el sitio más apropiado.

Massachusetts tiene muchas opciones para pruebas. También puede usar una prueba en el hogar, si aplica. En este momento, los Departamentos de Atención Primaria, Atención de Urgencias y Emergencias no están realizando pruebas de rutina en el lugar para pacientes asintomáticos o por requisito de viaje. Después de explorar todas estas opciones, si aún necesita asesoramiento o una solicitud para una prueba de COVID, por favor llame a su equipo de atención primaria.

Si ha estado en contacto cercano con alguien que tiene COVID-19, es posible que le recomienden que se haga una prueba. Si tiene síntomas, debe hacerse la prueba.

Las directrices sobre la necesidad de cuarentena y pruebas después de haber estado expuesto están cambiando. Consulte los CDC, el Departamento de Salud Pública de Massachusetts o el sitio web de su estado para obtener las directrices más actualizadas sobre la cuarentena en el ámbito comunitario. Por favor, tenga en cuenta que las directrices de cuarentena son diferentes en el entorno de atención médica. Si ingresa a un centro de atención médica en los 14 días posteriores a su diagnóstico o después de dar positivo a una prueba de COVID-19, es posible que lo atiendan con reserva o que le soliciten que retrase una visita que no sea urgente.

“Contacto cercano” se refiere al tiempo que pasó directamente con una persona infectada. Esto significa que estuvo a menos de 6 pies de una persona infectada durante un total de 15 minutos o más en un período de 24 horas. Los 15 minutos no necesitan ser al mismo tiempo. Por ejemplo, tres exposiciones separadas de 5 minutos en el transcurso de un día totalizarían una exposición de 15 minutos. Si estuvo en contacto cercano con una persona infectada, debe ser notificado por la persona, la escuela o el departamento de salud, aunque los esfuerzos de rastreo de contactos de la comunidad se han reducido recientemente.

El aislamiento es para las personas que han dado positivo por COVID-19. La cuarentena es para personas que han estado expuestas a alguien con COVID-19. Los CDC tienen más información aquí. Por favor, tenga en cuenta que cada sistema escolar puede contar con sus propias directrices. Por favor contacte a su sistema escolar para obtener más información.

Si dio negativo con una prueba en el hogar, siga las directrices actuales relacionadas a la cuarentena y otras pruebas. Si desarrolla síntomas, debe volver a realizar la prueba. Si su prueba de antígeno en el hogar resulta negativa y tiene síntomas, por favor contacte a su oficina de atención primaria para obtener más orientación (por favor tenga en cuenta que en este momento, el volumen de llamadas/correos electrónicos es extremadamente alto para problemas relacionados, los tiempos de espera pueden ser más largos de lo esperado). Quizás deba repetirse una prueba casera después de 24 a 48 horas o se le recomiende hacerse una prueba de PCR.

Si su prueba de antígeno para COVID resultó negativa y tiene síntomas, usted debe repetir la prueba dentro de las 24-48 horas o hacerse una prueba de PCR, que es más precisa. Además, la influenza ahora se está propagando en nuestra comunidad. Si obtuvo una prueba de COVID negativa pero tiene síntomas leves similares a los de la influenza, descanse, beba muchos líquidos, controle sus síntomas y trate de limitar el contacto con otras personas. Si tuvo una prueba de COVID negativa pero tiene síntomas moderados, como fiebre y dolores corporales o tos, contacte a un proveedor de atención médica. Pueden darle consejos sobre cómo cuidarse en casa y determinar si es posible que necesite una prueba o un tratamiento.

Si Tiene COVID-19

Si usa un kit de prueba en el hogar y da positivo, tiene COVID-19. No necesita una prueba de PCR para la confirmación. Por favor, comience el aislamiento de inmediato y notifique a sus contactos cercanos sobre su prueba positiva. Estas pautas pueden cambiar con el tiempo; por favor manténgase al día.

Las condiciones de alto riesgo de COVID-19 grave incluyen recibir tratamiento contra el cáncer, tomar actualmente medicamentos para un trasplante o tomar medicamentos inmunosupresores para otras afecciones. Otras condiciones de alto riesgo, incluyen tener una enfermedad pulmonar, renal o hepática crónica; diabetes; VIH; obesidad; y tiene 65 años o más, puede predisponerlo a síntomas peores de COVID-19 o influenza. Los CDC tienen más información aquí. Sus proveedores de atención médica pueden ayudarlo a determinar si tiene un alto riesgo o no.

Si tiene síntomas leves, quédese en casa y aíslese. Los síntomas leves incluyen una temperatura inferior a 100.4 grados, dolores y molestias o una tos leve. Si tiene estos síntomas, quédese en casa y aíslese durante al menos cinco días y hasta que no tenga fiebre sin el uso de medicamentos antifebriles durante 24 horas, lo que sea más largo. Descanse, beba muchos líquidos y vigile sus síntomas. Con suerte, comenzará a sentirse mejor dentro de unos días. No es necesario que contacte a su médico para informarle que tiene COVID. Después de cinco días, si cumple con estos criterios, puede abandonar el aislamiento pero continuar usando tapabocas hasta 10 días después del inicio de los síntomas o la primera prueba positiva.

Si tiene síntomas moderados, como fiebre (más de 100.4 grados), tos significativa, o dificultad para respirar, aíslese en casa y contacte al consultorio de su proveedor de atención primaria. Si está recibiendo tratamiento contra el cáncer, llame al consultorio de su oncólogo.

Si su hijo(a) tiene fiebre (más de 100.4 grados), mucha tos, dificultad para respirar o dificultad para respirar, debe llamar al consultorio de su proveedor de atención primaria. También debe llamar si tiene más sueño, si no ha ido al baño en más de 10 horas (si tiene 3 años o más) o más de 8 horas (si tiene menos de 3 años). El médico de su hijo(a) puede recomendar los siguientes pasos. Si su hijo(a) tiene menos de un mes de edad y tiene una temperatura superior a 100.4 grados, su hijo(a) debe ser evaluado(a) en un departamento de emergencias.

Si no tiene un proveedor de atención primaria o tiene síntomas que requieren atención inmediata, intente asistir a un centro de urgencias.

Si tiene síntomas graves, acuda al servicio de urgencias. Esto incluye síntomas como:

  • Problemas graves para respirar.
  • Dolor o presión en el pecho persistentes.
  • Nueva confusión o mareos.
  • Incapacidad para despertar o permanecer despierto.
  • Piel, labios o lecho ungueal pálidos, grises o azules, según el tono de piel.

Si no puede llegar al departamento de emergencias, llame al 9-1-1.

Llame al consultorio de su proveedor de atención primaria. Puede ser elegible para el tratamiento ambulatorio de COVID. Por favor, tenga en cuenta que tenemos disponibilidad y suministros limitados para estas terapias.

Por ejemplo, la terapia con anticuerpos monoclonales (mAB) puede ayudar a combatir la infección. Usted es elegible si tiene un alto riesgo de COVID-19 grave y tiene una prueba de antígeno o prueba de PCR positiva y está dentro de los 10 días de haber comenzado los síntomas. Su equipo de atención primaria puede ayudarlo a coordinar este tipo de tratamiento. Por favor, tenga en cuenta que la terapia con anticuerpos monoclonales no se administra en el consultorio de su proveedor de atención primaria y debe coordinarse en hospitales dedicados o sitios administrados por el estado. Su equipo de atención primaria no tiene control directo sobre quién puede recibir este tratamiento en un día determinado.

Las condiciones de alto riesgo incluyen estar bajo un tratamiento para el cáncer, tomar actualmente medicamentos para un trasplante o tomar medicamentos inmunosupresores para otras condiciones. Otras condiciones de alto riesgo, incluyen tener una enfermedad pulmonar, renal o hepática crónica; diabetes; VIH; obesidad; y tiene 65 años o más, puede predisponerlo a síntomas peores de COVID-19 o influenza. El CDC tiene más información aquí.

Por favor, tenga en cuenta que el tratamiento mAB no está disponible en nuestros centros de atención de urgencias o departamentos de emergencias. Si es elegible, su proveedor de atención primaria lo remitirá a una clínica designada.

Además, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. ha emitido autorizaciones de uso de emergencia (EUA) para Paxlovid de Pfizer (tabletas de nirmatrelvir y tabletas de ritonavir) y molnupiravir de Merck. Estas son píldoras que se pueden usar para tratar el COVID-19 de leve a moderado.

  • Paxlovid está disponible para adultos y niños mayores de 12 años que pesen al menos 40 kilogramos.
  • Molnupiravir es solo para adultos.

Ambos están disponibles con fórmula médica solo para pacientes con alto riesgo de COVID-19 grave. Ambos deben iniciarse lo antes posible después del diagnóstico de COVID-19 y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas. Todavía no tenemos este tratamiento disponible, pero anticipamos cantidades limitadas pronto. Por favor, no llame ni envíe mensajes al consultorio de su proveedor de atención primaria para solicitar estos medicamentos, ya que no están disponibles en este momento.